CALA O LIRIO DE AGUA

La cala o el lirio de agua es una planta herbácea vivaz, de origen sudafricano, que vegeta a expensas de un tallo carnoso subterráneo. Rebrota cada año ofreciendo sus vistosas flores a mediados de primavera.

Las flores de las calas tienen forma de embudo, generalmente de color blanco que desprenden un perfume muy agradable. Posee grandes hojas verdes con forma de flecha, gruesas y muy carnosas.

Hoy en día podemos encontrar en el mercado distintas variedades de calas o lirios de agua, muchas de ellas fruto de la experimentación en botánica y floristería. Debido a la elegancia de su flor es muy demandado por los diseñadores florales.

Estas nuevas variedades se caracterizan por la variedad de color en sus flores y por tener unas hojas más pequeñas y mucho más decorativas. El cultivo de estas especies es diferente al de la clásica cala con flores blancas, aunque todas necesitan suelos muy húmedos.

Es una planta muy adecuada para decorar bordes de estanques, aunque también podemos cultivarla en el jardín o en una maceta para interior.

Luz y temperatura para la cala

La cala necesita un suelo muy húmedo y se desarrolla mejor a la sombra, aunque tolera las exposiciones soleadas en regiones donde éstas no sean fuertes. Puede soportar unos cuantos grados bajo cero pero no resiste las intensas heladas, así que lo más recomendable es meterla en casa durante los días más fríos o protegerla adecuadamente.

Riego de la cala

El lirio de agua tiene que tener la tierra húmeda y necesita mucha agua durante la época de crecimiento y floración. No obstante, tendremos que ir reduciendo los riegos paulatinamente según vaya acercándose el otoño, hasta dejar de regar completamente en invierno, su periodo de reposo.

Plagas y enfermedades de la cala

Las grandes y carnosas hojas de la cala gustan mucho a caracoles y babosas, por lo que hay que protegerlas vigilando su presencia.

Reproducción de la cala

Podemos reproducir la cala mediante semillas o plantando sus bulbos en tierras húmedas y ricas en nutrientes.

PODA DE PICEA GLAUCA


La picea es una conífera de tamaño medio

Se trata de un árbol mediano perennifolio, alcanzando entre 15 y 30 m de altura, raramente 40 m, con 10 cm de diámetro de tronco. La corteza es fina y escamada, despellejándose en pequeñas placas circulares de 5-10 cm. La copa es cónica angosta en los jóvenes, haciéndose cilíndrica en los viejos. Los brotes son pardo pálidos, glabros en el este de su rango, y a menudo pubescentes en el oeste, y con prominentes pulvinos. Las hojas son aciculares, de 12 a 20 mm de largo, rómbicas en corte saguital, de color verde azulado glauco arriba con numerosas líneas finas de estomas, y azul-blanco en el envés con dos anchas bandas de estomas.

Picea Glauca
Distribución de Picea Glauca

La poda nos a de servir para darle forma y hacer que brote en primavera con más vigor

Comenzaremos de abajo hacia arriba siguiendo la conicidad del árbol y cortaremos también las ramas secas si las tuviese.

Le daremos la forma que más nos guste sin excedernos en la poda

PODA DE OLIVO

Olivo Para Podar

La poda se hace por varios motivos pero el principal es para que al año siguiente eche más fruto y crezca con más vigor.

Tijeras de Podar

Lo primero que hay que hacer es desinfectar la herramienta de poda, en éste caso unas sencillas tijeras de podar, para ello utilizaremos alcohol

Alcohol para desinfectar herramienta

Empaparemos un trapo con alcohol y frotaremos las tijeras con él. Listo ya podemos comenzar.

Cortaremos siempre evitando los nudos y dejando siempre las o la rama principal ( hay que dejar algunas hojas para que el árbol pueda seguir haciendo la fotosíntesis ya que el olivo es de hoja peremne) intactas.



5 EMOCIONES QUE NO SON EXCLUSIVAS DE LOS HUMANOS

La ciencia ha demostrado que algunas especies animales son capaces de experimentar sensaciones similares a las de los humanos en una serie de circunstancias. Entre las emociones que no son privativas de las personas se encuentran el sentido de la justicia, los sufrimientos amorosos y los sentimientos de maternidad.

1. Sentido de la justicia

Una persona con inteligencia promedio es capaz de distinguir entre lo que es justo y lo que no. Y también primates como los monos capuchinos.

Estos mamíferos se niegan a cooperar cuando sienten que se les ha tratado de manera injusta, según un estudio del Centro Yerkes de Primates, en Atlanta, Estados Unidos.

Los científicos de ese centro llevaron a cabo un experimento en el que daban trozos de pepino a un grupo de estos monos a cambio de fichas plásticas.

Luego, uno de los investigadores le dio una uva -un alimento que los primates disfrutan más que el pepino- a solo uno de ellos.

Inmediatamente después el resto se negó a seguir colaborando. Algunos incluso les lanzaron los trozos de pepino en la cara a los científicos

2. Deseo de venganza

Si a casi todos los humanos alguna vez nos pasa por la cabeza la idea de vengarnos, no hay razones para pensar que no le pasa lo mismo a algunos animales.

De hecho, es famoso el episodio que vivió India en 2016, cuando una manada de elefantes invadió la población de Ranchi (al noreste del país) obligando a los habitantes a correr por sus vidas.

Los elefantes buscaban el cuerpo de una hembra que había muerto luego de caer en un canal de irrigación.

Otros animales se han mostrado rencorosos y vengativos con sus agresivos adiestradores.

Los chimpancés, por ejemplo, guardan en su cerebro quiénes son sus amigos y sus enemigos. Si uno agrede a otro, sus amigos podrían vengarse.

3. Amor maternal

Los seres humanos que tienen hijos tienden a ser amorosos y protectores con ellos. De tan conocida, ya es un cliché la frase “No hay amor como el de una madre”.

Y, en su libro, Pablo Herreros compila varios ejemplos de amor maternal de animales que han cuidado de sus crías con tanta pasión como la de una persona.

Este fue el caso de Christina, una chimpancé de Tanzania cuya cría nació con síndrome de Down y una hernia que le impedía sentarse por sí sola.

Investigadores de la Universidad de Kyoto, Japón, fueron testigos de los cuidados extremos de esta madre, que a veces dejaba de comer para atender a su cría.

La pequeña murió a los dos años de edad. Y durante ese tiempo, Christina no dejó que otros la cargaran, como si supiera que nadie podía hacerlo mejor que ella.

El caso de una madre elefante y su hija -que fue robada de la manada para llevarla a un campo de trabajo- también muestra este lado de las emociones en el mundo animal.

Tres años después volvieron a encontrarse tras los esfuerzos de una organización conservacionista. Ambas se quedaron quietas por una hora. Después comenzaron a unir sus trompas y acariciarse.

4. Sufrimiento amoroso

Las rupturas amorosas y la pérdida de la pareja son motivo de sufrimiento para muchas personas.

Y Herreros destaca en su libro cómo los guacamayos, que son fieles a su pareja toda la vida, son criaturas especialmente frágiles ante este tipo de pérdidas.

Por ejemplo, si uno de los dos muere súbitamente, al otro le es difícil soportarlo: con frecuencia deja de comer y se debilita.

Algunos incluso pierden tanta fuerza que les es imposible agarrarse de los acantilados donde habitan y caen al vacío, muriendo aplastados contra las rocas.

¿Una forma de suicidio por amor?

5. Capacidad de Consuelo

No solo las personas son capaces de tener empatía y sentir compasión por otros.

Un estudio publicado en la revista Science en 2016 demostró que animales como los topillos o ratones de campo son capaces de darse cuenta cuando sus iguales están sufriendo, y ofrecerles consuelo.

Al poner uno de estos roedores junto a otro altamente estresado, se demostró que el que estaba bien extremaba sus cuidados con el otro, para aliviarlo.

Al hacer esto, el cerebro del roedor estresado genera oxitocina -conocida como “la hormona del amor”– que los hace recuperar la sensación de bienestar.

Otros estudios han demostrado que los chimpancés consuelan a las víctimas de agresiones. Algo similar ocurre con delfines, elefantes y perros.

ORQUÍDEA CUIDADOS

La orquídea es una planta que  en la naturaleza crece en los árboles y por lo tanto debemos de tener en cuenta algunos aspectos que la diferencian del resto de plantas que solemos tener en casa como por ejemplo las raíces que deberemos exponer a la luz y el sustrato que ha de ser de madera de pino, la maceta debe de ser  trasparente.

Existen muchas variedades aunque la más común y fácil de cuidar es la Phalaenopsis, otras variedades son: Dendrobium, Cymbidium, Cattleya, Vanda, Cambria, Oncidium, Brassia, Zygopetalum, Epidendrum, Miltonia, Paphilopedilum

Riego

El riego ha de ser abundante inundando la maceta y tras dejarla unos minutos encharcada retiraremos el agua y la dejaremos secar, repetiremos la operación cada 15 días dependiendo de el clima dónde te encuentres podrá variar. en general se debe regar cuando notemos que el color de las raíces se torna pálido o cambia a un color grisáceo

COLUMPIO PARA AVES CASERO

Para esta manualidad necesitamos los siguientes elementos:

punzón, alambre, alicates de cortar, botones de colores, alicates, mosquetón y un palo de madera

En primer lugar cortaremos el palo con una medida de entre 10 y 15cm ( yo lo he cortado con una segueta) y después con ayuda del punzón le haremos un orificio a cada lado para insertar el alambre, cortamos el alambre y le damos forma, insertamos los botones y el mosquetón

Después ajustamos el alambre en los orificios y ya está, ya tenemos un columpio para aves sencillo y práctico

Si te ha resultado de ayuda éste artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales con los botones de aquí abajo

UN NUEVO AMIGO

A veces o casi siempre sólo basta un poco de cariño para que los animales vengan a nosotros y nos den su afecto, en éste caso un gato callejero nos da su  cariño simplemente por darle un poco de comida.

Aunque en muchos lugares está prohibido dar de comer a los animales callejeros en la medida de lo posible debemos poner a su alcance alimentos y agua ya que para sobrevivir van a necesitar de nuestra ayuda, no cuesta nada poner un recipiente con pienso y otro con agua, siempre podremos utilizar botellas de plástico, garrafas de agua etc.